¡Ay! Me voy otra vez, ahí te dejo Madrid

Tal día como hoy, el miércoles 21 de septiembre de 2005, emprendí un viaje que ha durado, paradas y desvíos incluidos, once años. Ese día me fui a Madrid con el objetivo de vivir y entrenar en las mejores condiciones posibles para poder dar un salto cualitativo a nivel atlético. También iba a continuar con mis estudios de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, pero tenía claro que la razón por la que me habían concedido la beca para entrenar en el C.A.R. era obtener resultados deportivos.

Cuando me despedí de mi madre esa mañana me dijo “sé que no vas a volver, al menos hasta dentro de diez años”. Aquellas palabras me impactaron viniendo de ella, pero no podía hacer sino estar de acuerdo. De hecho, en aquel momento tenía claro que no iba a volver nunca. Tenía tantas ganas de huir de Las Palmas sin mirar atrás, que aquello que me estaba diciendo era totalmente lógico. Esa era mi estrategia ante algo que no sabía gestionar: huir. Lo tuve fácil en aquella ocasión, todo eran ventajas.

No me fui sola, por aquel entonces no era tan valiente. Me fui junto con un buen amigo que me sirvió de apoyo y me ayudó a integrarme en un entorno en el que me sentía una extraña. Sé que siempre digo lo mismo, que socializar nunca ha sido lo mío, pero es que no deja de ser cierto por mucho que lo repita. Gracias a él y a que me encontré con buena gente, no tardé mucho en sentirme acogida y en relajarme un poco, pero tampoco tardaron mucho en complicarse las cosas. Vamos, lo que hace la vida. Tantas risas, tantas lágrimas… Tantos recuerdos.

Once años se me hacen pocos para todo lo vivido. Mi madre no andaba desencaminada, ese ha sido el tiempo que he tardado en volver a casa. El tiempo que pasé en Soria y el que pasé luego en Gran Canaria lo cuento como una época de transición. Estaba de cuerpo presente pero mi mente no sé dónde se encontraba. En el mismo lugar que mi cuerpo no, desde luego. En Soria conviví con personas excepcionales, pero no fui capaz de darles mi mejor versión. Durante mi estancia en Gran Canaria era prácticamente como si no estuviera, ya que me encontraba “recluida” en la otra punta de isla durante seis días a la semana.

Tras esa última experiencia, decidí regalarme un viaje, para ver qué había por ahí fuera y para tratar de encontrar la inspiración cambiando de escenario. Y funcionó, porque en cuanto tuve claro qué quería hacer, todo se fue alineando para ayudarme a conseguirlo. Las circunstancias me llevaron de vuelta a Madrid, y supe desde un principio que esa nueva etapa iba a ser diferente, aunque nada fácil. Tenía claro que iba a dar todo lo que fuera necesario para acabar estando orgullosa de mí misma. Y lo conseguí, sin otro secreto que la perseverancia. Estoy tan inmensamente feliz por lo que he conseguido en estos últimos tres años, que no hay palabras suficientes para transmitirlo.

Ahora escribo desde Las Palmas, donde aún no llevo ni una semana. Puedo decir, con tranquilidad, que no hay otro lugar en el que prefiriera estar ahora mismo. Sé que hice lo que tenía que hacer, viví todo lo que tenía que vivir para cerrar este ciclo que comenzó hace once años. Me he ido muy feliz al ver el maravilloso conjunto de personas y experiencias que dejo atrás e ilusionada por las infinitas opciones que me brinda la incertidumbre.

La vida no suele dar segundas oportunidades, pero yo fui lo suficientemente afortunada como para obtener una y saber aprovecharla. Siempre que sea posible, es mejor decir “lo intenté”, “hice lo que estuvo en mi mano, aunque no saliera bien” que “no lo hice por miedo”. Yo no solo lo intenté, sino que lo logré. Aprendí a dejar de huir y a mirar al miedo a los ojos. Y al final ha sido él el que me dado la espalda.

P

Deja un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

  • Responsable: Petra Mun
  • Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios que realices en este blog a través del formulario.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Destinatario: Tus datos serán guardados en los servidores de Webempresa Europa S.L., proveedor de hosting de ‘petramun.com’, dentro de la UE. Política de privacidad de Webempresa.
  • Derechos: En cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento en la dirección de correo electrónico info@petramun.com.
  • Información adicional: Más información en Política de privacidad.

  He leído y acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.