Treinta y dos años y un mes

Hoy cumplí 32 años y un mes. ¡Y vaya mes! Empezó con la celebración de mi cumpleaños, primero yendo a comer con mi madre y más tarde con un grupo de buenos amigos. No suelo hacer nada especial con motivo de esa fecha, pero este año me apetecía. Desde 2004 no pasaba mi cumpleaños en casa, a excepción del 2012 que pasé el día entero en una entrevista de trabajo, así que no cuenta. Como funciono cada vez más por sensaciones, al más puro estilo atlético, le hice caso a las que me pedían que hiciera algo distinto ese día. Fue una muy buena decisión y me ayudó a crear un recuerdo diferente.

Unos días después, el 5 de octubre bien tempranito por la mañana, me embarqué en un vuelo a Colonia (Alemania) para empezar ahí mi Interrail, el famoso viaje en tren por Europa. Era un sueño que llevaba muchos años deseando hacer realidad y que, por fin, podía encajar en mis planes. Me fui sola, que sé que a algunas personas les echa para atrás. Para mí, en cambio, viajar sola suponía una gran ventaja y el tiempo no hizo más que darme totalmente la razón. Por supuesto que viajar bien acompañado/a también es estupendo, pero las cosas se viven de manera diferente. Quería que este fuera MI viaje.

El recorrido quedó como sigue:

mapa Interrail

Gran Canaria – Colonia – Bremen – Hamburgo – Múnich – Hohenschwangau  – Múnich – Praga – Viena – Bratislava – Viena – Salzburgo – Hallstatt – Salzburgo – Zúrich – Lucerna – Ámsterdam – Zaanse Schans – Ámsterdam – Rotterdam – Bruselas – Brujas – Bruselas – Aquisgrán – Colonia – Gran Canaria

Antes de empezar tenía una idea bastante clara de las ciudades que quería visitar, pero se puede decir que el itinerario lo fui modificando sobre la marcha. Acorté y alargué estancias, cambié unos destinos por otros, para ir creando lo que finalmente se convirtió en mi primer Interrail (porque habrá más, eso seguro). Fueron tres semanas muy intensas y muy bien aprovechadas, para los que eran mis objetivos. Pronto profundizaré en algunos de los detalles de la experiencia.

Comencé y finalicé el viaje en Colonia porque era la ciudad que ofrecía mejor conexión aérea con Gran Canaria. El día 26 por la tarde regresé a la isla y aún hoy, casi una semana después, sigo aterrizando. Estas aventuras no dejan indiferente, que es precisamente la gracia que tienen. Pensé que estaría triste al volver, pero nada más lejos de la realidad. Ha sido una experiencia tan enriquecedora a tantos niveles que no puedo sentir otra cosa que felicidad por haberla  vivido. No sabía muy bien qué esperar, incluso tenía un poco de miedo de quedarme bloqueada al principio. Como suele pasar, la historia se fue escribiendo sola y no tardé nada en encontrarme en mi salsa. El viaje no se me hizo ni corto ni largo, siento que tuvo su justa medida. Fue perfecto.

¿Y ahora qué? Pues ahora toca seguir adelante con los proyectos que tenía antes de irme y con los que han ido surgiendo por el camino. Me he comprometido con mi club, el Tenerife CajaCanarias, a seguir una temporada más aportando lo que pueda en las competiciones de clubes a nivel nacional, por lo que por el momento no me desligo del atletismo. Sin estrés, eso sí. Me hace ilusión porque no deja de ser divertido, y siempre está bien que mi aportación le sea de utilidad al equipo. En otro orden de compromisos, decidí matricularme en el Grado en Psicología en la UNED. No fue algo que saliera de la nada sino que, de nuevo, el momento actual me ha parecido el indicado para hacerlo. Solo un par de asignaturas para empezar, no tengo prisa alguna; ya iré viendo qué ritmo puedo llevar.

Quizá no venga mucho al caso, pero no quiero ponerte punto y final a la entrada sin repetir decir que la vida se compone de momentos. Éstos siempre serán diferentes entre sí; en muchas ocasiones se irán a extremos considerados opuestos (alegría-tristeza, amor-odio, éxito-fracaso, etc…), pero de todos ellos se puede sacar siempre algo. El valor de ese algo dependerá exclusivamente de nuestra actitud, que es lo único que depende exclusivamente de nosotros. El objetivo es encontrar la actitud adecuada para cada uno de esos momentos, para así llevarnos aquello que tienen para ofrecer. Que sí, que ya me voy.

P

 

Deja un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

  • Responsable: Petra Mun
  • Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios que realices en este blog a través del formulario.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Destinatario: Tus datos serán guardados en los servidores de Webempresa Europa S.L., proveedor de hosting de ‘petramun.com’, dentro de la UE. Política de privacidad de Webempresa.
  • Derechos: En cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento en la dirección de correo electrónico info@petramun.com.
  • Información adicional: Más información en Política de privacidad.

  He leído y acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.