¿Dulce? Navidad

Esta Navidad está siendo diferente. Es el primer año de mi vida que no la paso en casa con mi madre, aunque en mi caso el haber fallado por primera vez a los 30 años me parece todo un logro. No es que estas fiestas signifiquen algo especial para mí, bueno, lo único que tenían de especiales era que estuviera donde estuviese, estas eran fechas para volver a casa por unos días, pero se ve que ya se me acabó el chollo… Al menos este año, haré lo posible por que tampoco se convierta en costumbre.

Caja DIY
Kit «Navidad DIY»

La Nochebuena la pasé en casa con unos amigos a los que también les tocó quedarse por aquí. La verdad es que estuvo bien la cena, pensé que iba a estar triste pero afortunadamente no, me eché unas risas (¡GRACIAS!). Mi mayor preocupación era mi madre, pero intentamos compensar el no estar juntas aumentando la comunicación telefónica en esos días, por lo que creo que pasamos el trago sin mayor problema. Además, me envió por correo un kit DIY para que no se me olvidara del todo qué pinta tiene la decoración en casa (sí, es todo muy rústico :-D)

Una ventaja de quedarme en Madrid está siendo que no he dejado de lado los entrenamientos. Cada año por estas fechas, mis entrenos navideños consistían en pasarme 1 DÍA por la pista si eso, y ya. Ahora puedo mantener algo de continuidad y me parece que no me va a venir nada mal. Eso implica incluso entrenar algún domingo, pero mira, la pista está muy tranquila así que ni tan mal.

No voy a negar que estoy un poco saturada de oír/ver hablar de vueltas a casa, de reencuentros varios, de lo bonito y maravilloso que es pasar estas fechas tan señaladas con los seres queridos. Pues sí, claro que lo es, es evidente, ¡pero tampoco se acaba el mundo por no hacerlo! Parece que si no pasas las fiestas como mandan los estándares estás poco menos que obligado a entrar en depresión, porque como todos sabemos, en Navidad todo el mundo es súper feliz, súper solidario, súper paz&amor en definitiva. Todo son buenos deseos y mejores promesas, que en gran parte de los casos se desvanecen a la misma velocidad que el buenrollismo predominante durante las vacaciones… Es decir, muchas veces en el plazo de una semana, «si te he visto, no me acuerdo».

vomito-arcoiris

Por mi parte, ni estoy deprimida ni tengo intención alguna de estarlo. Si me toca pasar las fiestas en Madrid, no importa, ya me escaparé a casa cuando realmente pueda disfrutar de mi estancia sin tener que sufrir el agobio que se apodera de la gente, como si quedarse en casa fuera pecado… Si no puedo disfrutar de la compañía de todos mis seres queridos, pues tampoco pasa nada, no tengo problemas para estar conmigo misma; haré lo que pueda para compartir tiempo con los que tengo cerca y me encontraré con los que están lejos con más ganas aún. A pesar de todos los peros que podría sacarme de la manga, soy feliz, porque estoy donde quiero, haciendo lo que quiero, rodeada de buena gente, recibiendo gratas noticias, viendo que el trabajo y la dedicación dan sus frutos.

Sí, está siendo una Navidad diferente. Pero dicen que no puedes esperar resultados distintos si haces siempre lo mismo. Ahí lo dejo…

P

Deja un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

  • Responsable: Petra Mun
  • Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios que realices en este blog a través del formulario.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Destinatario: Tus datos serán guardados en los servidores de Webempresa Europa S.L., proveedor de hosting de ‘petramun.com’, dentro de la UE. Política de privacidad de Webempresa.
  • Derechos: En cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento en la dirección de correo electrónico info@petramun.com.
  • Información adicional: Más información en Política de privacidad.

  He leído y acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.